Nuestra Icaria

Icaria se encuentra en el noreste del mar Egeo. Es conocida por su naturaleza asombrosa, sus montañas, sus costas y playas rocosas, así como por sus hermosas rutas de senderismo. En los últimos años, la isla también se hizo famosa por sus numerosas fiestas de pueblo (hay casi 100 durante el año). Por sus sabrosas verduras y frutas y por su excelente vino que, tras una larga ausencia, reapareció dinámicamente en el ámbito internacional en 2008.

Es una isla única en muchos sentidos, con una vasta riqueza natural y uno de los lugares que reivindica el nacimiento del dios Dioniso. En las laderas de las montañas hay una gran cantidad de pequeños pueblos escondidos entre enormes rocas, bosques, barrancos y calas. Una característica de Icaria es que desde la antigüedad hasta hoy no se ha construido ningún edificio grande o imponente. Todo sigue siendo sencillo y simple, así como la vida de sus habitantes.

Durante la última década se ha debatido sobre la longevidad de los habitantes de Icaria, hecho que se atribuye a su buena calidad de vida. Los componentes básicos de la dieta de los lugareños que, según los científicos, contribuyen a su longevidad, son las hierbas y hortalizas silvestres, las setas, la miel y, por supuesto, el vino local, el “Pramnio”, como se llamaba en la antigüedad.

Icaria es conocida por la particular concepción del tiempo y la filosofía de sus habitantes. Es un lugar especial, dotado de una cultura que sin duda merece la pena conocer. Los nativos de Icaria son personas hospitalarias, tranquilas y entusiastas. No importa qué hora del día sea, por lo general lo invitarán a tomar una copa de vino, probar algún manjar local y lo involucrarán en una charla amistosa. Aunque lo acaban de conocer, descubrirá que tienen una forma de hacerlo sentir cómodo y a gusto.

Otro atractivo de Icaria son las tradicionales casas de piedra que revela la sencillez y practicidad de los antiguos habitantes. Estos construían sus casas bajo los árboles o entre grandes rocas para protegerlas de las incursiones piratas. Para conocer más sobre la historia local, puede visitar los pequeños museos en Agios Polikarpos, Vrakades, Agios Kirikos y la colección arqueológica de Kampos. También puede ver los restos del templo de la diosa Artemisa en Nas, la antigua torre de Drakanon y los objetos encontrados en las excavaciones recientes, así como la pequeña cala de «Iero» y la cueva donde, según la leyenda, nació Dioniso.

Igualmente puede disfrutar de la belleza del paisaje y observar de cerca la biodiversidad y naturaleza de la isla a través de recorridos organizados en las antiguas rutas de senderismo. Y, por supuesto, no pierda la oportunidad de divertirse en los famosos festivales de Icaria «Panigiri», que se celebran en todos los pueblos, durante los meses de verano.

Icaria es una isla montañosa con una superficie de 650.000 kilómetros cuadrados y unos 8.000 residentes permanentes. La cordillera que la atraviesa se llama Pramnos (Aetheras), el pico más alto alcanza los 1.050 metros y las costas superan los 150 kilómetros de longitud. Su lado sur es más empinado, que el lado norte en el que se forman varias mesetas, como Pezi, Ammoudia, Erifi, Arnopezia, etc. Las principales ocupaciones de los habitantes son la ganadería, la agricultura y el turismo. Por supuesto, muchas veces escuchará a un nativo de Icaria, decir que: «La felicidad no se encuentra en los bienes materiales».

ENLACES ÚTILES

Para cualquier información adicional sobre Icaria (clima, accesos, itinerarios, festivales, etc.), puede visitar los siguientes sitios.